Ezequiel Prieto

Sobre mi

Me llamo Ezequiel Alejandro Prieto, nací sano allá por el año 1984 en Tartagal, un pueblito muy al norte de nuestra Argentina, en la provincia de Salta. Hago hincapié en sano, porque cuando mi madre se hacía los controles del embarazo el médico la advirtió de que en el pueblo no había ni siquiera incubadora, que hasta la mínima complicación podría dejarme grandes secuelas.

Por razones laborales de mis viejos deambulé por todo el país, sólo viví un par de meses en mi Tartagal natal…

A mis 8 meses me enseñaron a nadar, bueno en realidad me revolearon a la pileta…total habia estado 9 meses “nadando” en el vientre de mi madre. Doy gracias a ese evento a diario, lo recuerdo y salgo de mi zona de confort…

Mientras vivía en San Luis, tuve el placer de dejar de ser hijo único, para compartir mi vida junto a mi hermano Nicolás.

Mis primeros pasos en la educación los realicé en el colegio Honorable Congreso de la Nación, en Capital Federal. Dónde dejamos de ser dos, para ser tres con el nacimiento de Andrea mientras se jugaba la final de Italia ’90.

Luego ya en Mendoza fui un par de años a la escuela Bartolomé Mitre, dónde terminé la primaria, donde conocí a mi hermano del alma.

La secundaria la comencé en el colegio San Francisco Javier, al cual agradezco la dura educación que impartía, y la terminé en Santa Rosa, La Pampa, en el Maria Auxiliadora. Donde aprendí todo lo que no se aprende en el colegio…lo cual también agradezco.

En ese colegio tuve mi primer trabajo, en 4to año empecé a realizar servicio técnico de pcs, incursioné en la programación, me fué muy mal…me faltaban bases…e internet! Conseguí un acceso mediante modem y un 0800 de Telefónica…pero no me motivaba mucho…así que me fui para el lado de Linux y los servicios…tampoco duré mucho.

Hoy me encuentro viviendo por elección en una de las ciudades más linda en las que me tocó vivir por obligación, Mendoza. Mientras vivía en Santa Rosa, La Pampa, decidí estudiar Ing. en Sistemas, obviamente era un nerd en potencia y no tenia idea de que se trataba la carrera, pero sabia que queria estudiar eso, en Mendoza y en la UTN. Así es, hasta el día de hoy que todavía sigo “intentando”.

En la facultad empecé a incursionar en linux, me contrataron para mantener un ciber de 20 pcs, luego fueron 30 más un estudio contable y otro de arquitectura, y de ahí salte a trabajar a una empresa que comercializaba un software de hotelería que ellos desarrollaban. Al cabo de un tiempo, renuncié. No me sentía cómodo con la relación de dependecia.

Entré a trabajar en un proyecto de software factory como empleado y al cabo de un par de meses me convertí en socio de Octopia. Durante 2 años trabajé muy duro en ese proyecto, atendiendo clientes de España como locales, del nivel de Regency Casino, Instituto Zaldivar, Jumbo, Disco, Honorable Legislatura de Mendoza, Municipalidad de Mendoza, Ciudadaes.com, Mendoza.com, etc.

Ya en mi último tiempo en Octopía, me involucré en Tween, otro proyecto con futuro, en el cual montamos el primer Gateway SMS de la provincia y uno de los pocos en el interior del país. Aprovechando la infraestructura hice una aplicación para facebook que te permitía actualizar sin costo tu estado enviando un SMS. El modelo de empresa evolucionó a algo que no me satisfacía y me desvinculé de la empresa.

A partir de ese momento muchas puertas se me abrieron, muchas otras se me cerraron. Conocí muy buena gente, co-organicé el 3er Mendoza Blog Day, y los Delm Mendoza. Y hoy estoy acá…escribiendo este pequeño resumen…